Marca: qué es y cómo usarla para elevar tu negocio

Con este artículo vas a entender qué es una marca, qué significa tener una, porqué es tan importante y porqué es fundamental construir las marcas siguiendo una estrategia para conectar con las personas. Además, te propondré un reto sobre marcas que te va a sorprender y te va a hacer comprender todavía más la importancia de las marcas.

Puede ser que cuando oigas hablar de marcas solo se te vengan a la cabeza grandes multinacionales, como Nike o Apple. Y pienses que tu negocio no es una marca, o no puede llegar a serlo. Pero nada más lejos de la realidad.

¿Sabes qué? cualquier proyecto o negocio puede llegar a ser una marca. Es más, sería muy beneficioso para ese negocio que se transformara en una marca.

A lo mejor estás pensando «Pero si yo no soy una gran multinacional, no necesito una marca». Y yo te contesto, no necesitas ser una ultra gran empresa para ser una marca. Si únicamente funcionas a nivel local y tienes una marca fuerte vas a conseguir despuntar, destacar a tu alrededor, llamarás la atención de más gente y lograrás conectar mucho mejor con tu público objetivo. Además, transmitirás una mayor profesionalidad y generarás más confianza. Ahora que ya sabes que cualquiera que tenga un proyecto necesita una buena marca te invito a que sigas leyendo todo sobre las marcas y más beneficios que te pueden aportar.

¿Qué es una marca?

Primero te voy a mostrar algunas definiciones generales de lo qué es una marca, y, después voy a desarrollar unos conceptos más concretos, pero fundamentales para entender el concepto de marca.

“La marca es un signo distintivo, cuya principal función es la de diferenciar y hacer únicos a los productos y/o servicios de una empresa frente al resto de competidores. La marca es, por así decir, lo que da identidad y significado a un producto o servicio concretos.”

Otra definición, esta según la Asociación Americana de Marketing:

“Marca es un nombre, un término, una señal, un símbolo, un diseño, o una combinación de alguno de ellos que identifica productos y servicios de una empresa y los diferencia de los competidores”

En conclusión, estas definiciones, aportan características de lo qué es una marca, te identifica, te aporta prestigio y genera confianza en los consumidores. Sin embargo, hay un punto fundamental que ninguna de estas definiciones contempla, y es prácticamente el más importante; una marca te permite generar una conexión emocional con el cliente.

“las personas se enamoran de las marcas, confían en ellas y creen en su superioridad.”

Esto solo ocurre cuando se realiza una adecuada estrategia de marca y comienza con un buen branding (creación de una marca).

Alexandre Mimran, director ejecutivo de Minbox, hizo una definición de marca teniendo en cuenta otro factor fundamental de las marcas, y, es que las buenas consiguen quedarse en la mente de las personas. Y solo conseguimos que las recuerden cuando se crea una conexión.

“Una marca es la forma en que usted o su empresa se perciben ante los ojos de sus clientes. Las buenas marcas pueden crear una huella mental duradera en la mente del cliente.»
Alexander Mimran, director ejecutivo de 
Minbox

Cuando construyas tu marca o estés rehaciéndola es muy importante que tengas siempre presente estas dos cosas: generar una conexión emocional con el cliente y que la marca consiga ser recordada. Ambos hechos están estrechamente relacionados, porque al generar esa conexión las personas, estas van a recordar más fácilmente tu marca.

Construyendo una marca

Al proceso de construcción / creación de una marca se le suele llamar Branding. Es muy importante subrayar que al crear una marca se distinguen dos partes, que se llaman: branding intangible y branding tangible.

El branding tangible es la identidad visual de la marca, todo lo que se puede ver, es el logotipo, sus colores, sus tipografías, gracias a esta parte las personas reconocen a las marcas. Y el branding intangible, es el espíritu de la marca, su personalidad, su historia, sus valores y las emociones que provoca en las personas. Aunque esta parte no se vea directamente, como el logo, es fundamental porque es la base sobre la que se va a construir toda la parte visual y va a dotar de alma a la marca.

¿Cómo consigo que mi marca conecte con las personas?

  1. Dotando a tu marca de alma, que no sea solo un negocio sin más, que tenga una visión más allá de generar ingresos, que tenga una filosofía, unos valores y una personalidad que la acerquen a las personas. La historia de la marca también es fundamental para conectar, a las personas les gusta saber cómo inicio, el motivo de su creación…
  2. Al crear tu marca es fundamental que tengas en cuenta a tus potenciales clientes, conocerlos lo máximo posible, para descubrir cómo puedes relacionarte con ellos para enamorarlos.

“Las marcas necesitan un mensaje orientado a conectar emocionalmente, un mensaje basado en la fuerza de una historia inspiradora” Andy Stalman

  1. Este tercer punto está muy relacionado con el anterior, y es, hacer vivir al cliente una experiencia agradable, satisfactoria, que vaya más allá de comprar un producto. Que al terminar de comprar el servicio o producto quiera repetir.

Esto me lleva a hablar sobre el llamado” poder de la marca”. El poder de la marca es la capacidad de esta para influir en el comportamiento de las personas. Cuando se construye una marca fuerte y coherente con su visión, con su esencia, y, que conecte, se consigue que la marca tenga una buena reputación, lo que hace que los clientes generen más acciones con ella, ya sea comprar o relacionarse más con ella, depende del que sea el objetivo de la marca. Si quieres leer más el poder de las marcas te recomiendo este artículo:

https://brandmarketingblog.com/articles/branding-definitions/power-of-branding/

Con una marca potente, estratégicamente creada, consigues transmitir a tus consumidores lo que tu quieres, tus valores, tu filosofía, la esencia de tu marca. Si no inviertes en tu marca, si no la creas desde el interior, no va a conseguir enamorar a tu público y cada uno la percibirá de manera distinta, creando caos y desorden, a largo plazo perderá calidad.

Por este motivo, es muy importante tener una estrategia de marca bien definida, para que se perciba lo que realmente quieres transmitir; ya que la forma en la que se percibe la marca influye directamente en el éxito de esta.

Ahora te estarás preguntando, ¿cómo se relaciona un cliente con una marca? A través de los puntos de contacto. Se le llaman puntos de contacto a cualquier momento en el que una persona interactúa con tu marca, ya sea viendo tu logo en un escaparate, a través de tu web y redes sociales, pero también a través de los empleados, las presentaciones, anuncios, tarjetas de visita…

Gracias a los puntos de contacto los consumidores te conocerán, descubrirán los valores de tu marca, tu filosofía. De esta forma conseguirás un mejor posicionamiento y fidelizar a tus clientes.

En definitiva, tener una marca creada con estrategia te ayuda a posicionarte desde el principio y mostrarte como quieres. Por ello es tan importante tener unos valores y una filosofía de marca definidos, con una identidad (logo, papelería corporativa…) coherente y que cohesione con la esencia de la marca.

Marca

RETO: Un día repleto de marcas

Ahora quiero proponerte una pequeña actividad:

Imagina un día cotidiano, te levantas por la mañana, le echas una miradita al móvil, y, por lo menos te encuentras con cuatro marcas, ya sea porque las sigas en redes sociales o porque estas leyendo alguna noticia y te saltan los anuncios por todos lados. Bueno, continuamos con tu día, a lo mejor sales para ir a trabajar o para ir a comprar, en ese camino has podido ver otras… ¡cuatro marcas como mínimo y en los estantes de la compra muchísimas más! En las marquesinas, en los autobuses o en los escaparates. Luego vuelves a casa, por supuesto en el recorrido de vuelta vuelves a ver un montón de marcas.

Ya en casa, puedes ponerte a leer el periódico, dónde seguirás viendo marcas, o la tele, entonces verás un montón de anuncios de marcas, o en redes sociales entonces tendrás un bombardeo de marcas, por cierto, si sigues algún instagrammer o influencer en las redes sociales, decirte que también son marcas, en concreto marcas personales.

Después decides ponerte a ver una peli… vaya ¿sabes qué? la productora también es una marca. ¿Has decidido usar una plataforma? ¿Netflix? Vaya, ¡es una marca! Ahora te toca cenar, ¿vas a pedir algo a un restaurante? Es una marca. Prefieres hacerte algo en casa, bien, ¿un arroz? Mira bien el envase… ¡Sorpresa! Es una marca.

Te reto a que hagas la prueba, mañana mismo, o mejor ahora, durante 24 horas estate atento, identifica todas las marcas que te van a asaltar. ¡Luego me dices el número en comentarios!

Marca que es y como usarla para elevar tu negocio

Beneficios de construir una buena marca

  1. Da una mayor sensación de profesionalidad y da confianza al cliente.
  2. Te permite construir una relación emocional con el cliente, lo que se traduce en fidelización.
  3. Diferencia tu producto y te permite destacar sobre la competencia
  4. Te permite competir en el mercado y te posiciona.
  5. Aumenta el prestigio de la empresa.
  6. Permite subir los precios por encima de la competencia.
  7. Es un activo más de la empresa.

Conclusión

Existen infinidad de negocios, que ofrecen productos y servicios. La forma de diferenciarlos es a través de las marcas. Son igualmente importantes la parte visible de la marca (el logo) como la no visible (el espíritu). Y, ¿sabes qué? Muchos productos son muy parecidos, y la forma que tienen las personas de decir si comprar el producto de una empresa o de otra es según la personalidad e identidad de éstas. Gracias a haber desarrollo y diseñado una estrategia de marca los clientes te comprarán a ti.

Las personas reconocen las marcas a través de sus logos y sus colores corporativos, lo has podido comprobar a través del reto “un día lleno de marcas”, pero no se consigue conectar con los clientes sin la “parte interna” de las marcas. Cuando tienes una marca con valores, con una filosofía, con una historia consigues atrapar a las personas, porque se enamoran, fidelizas clientes que ya no quieren comprar en otro sitio sólo quieren tus productos. Es más, tus fieles clientes te recomendarán a sus amigos y familiares y tú tendrás la oportunidad de conseguir nuevos clientes.